sábado, 16 de mayo de 2015

Modo autómata ON





Este post va dedicado a todos y cada uno de los estudiantes que aún seguimos vivos. 









Son ellos. Los valientes , los que no se desaniman ante lo que les queda por delante con escaso tiempo. 
Acostumbrados a ni siquiera oír el sonido de Jack el Despertador porque mucho antes , ya están despiertos. Hace pocas horas que decidieron irse a dormir con remordimientos, pero no importa. No existe el dolor. 
Insomnes como autómatas. 
Muchos se quedaron ya por el camino exhaustos, sin fuerzas y sin ganas de continuar. Es fuerte la tentación, cada vez más atractiva la opción de dejarlo todo cuando el cansancio vence. 
Ellos abandonan de sus mentes esa idea, absurda idea. Su entorno más cercano se torna incomprensible, y su recíproco. 
Falta poco para acabar, muy poco. El calor es insoportable y el exterior está ahí, a un paso. " No pensemos en eso, centrémonos" suelen decirse a sí mismos mientras , fuera, la otra realidad puede casi tocarse con la punta de los dedos ahora ocupados por bolígrafos o teclas. Su único paisaje: una mesa llena de hojas emborronadas que pronto quedarán en el olvido. Ahora, inamovible, el orden dentro del caos. 
En un mes, para bien o para mal, todo habrá terminado y podrán volver a sus rutinas. No hay tiempo para pararse en nimiedades, queda mucho por hacer. 
Los incomprendidos autómatas continúan con la secuencia prefijada. Del trabajo a los libros, de los libros al trabajo. Quizás , algún breve escarceo en el mundo real, pero muy breve. Al lado, o de lado, sus sufridores si existen, que los observan, o no, con hastío. 

" Falta poco, falta poco, pensándolo bien , falta poco y merece la pena un ultimo esfuerzo" como un mantra. ¿ Creible?¿ Demostrable? Tal vez no, pero es lo que hay. 

Los incomprendidos autómatas seguimos ahí , casi derrotados. Falta poco... 



2 comentarios:

Felipe Rodríguez dijo...

¡Cuantos recuerdos me trae esta publicación!
Falta poco, no hay que rendirse ;)
Un saludo.

Rocio Muñoz dijo...

Muy poco si, con pocas fuerzas ya a menos de dos semanas. Hay que aguantar como sea.
Gracias por los ánimos y por compartir
Un saludo
Rocio