viernes, 21 de diciembre de 2007

Paseo por las Alpujarras Granadinas


Están situadas en la cara Sur de Sierra Nevada, en un emplazamiento espectacular, pues en días de absoluta claridad, desde lo alto pueden verse tanto el mar como el pico más alto de la peninsula.
Mi paseo de fin de semana fue por los tres pueblos que se situan a un lado del Barranco Poqueira, que segun cuentan es donde se aparece el alma de una princesa morisca que encanta a los viajeros, entre otras leyendas de este tipo.
A mí no me encantó precisamente el alma de la princesa en cuestión, sino el pasear por las calles de los pueblos que rodean al barranco: Pampaneira, Bubión y Capileira, donde el tiempo se relaja y se respiran los aires provenientes de las más altas cumbres de Sierra Nevada.

A modo de ejemplo, este es un sendero que baja desde Capileira a Bubión, de unos 2 o 3 Km, de poca dificultad, pero precioso. Estaba todo de color anaranjado, y había muchas castañas por el suelo, le llaman el sendero de los castaños centenarios, y deben serlo a juzgar por lo inmensos que son.



Desde varios lugares, se podían divisar las cimas del Mulhacen y del Veleta, aunque con poca nieve.






Por último, y para acabar de desestresarnos, decidimos hacer una visita al Monasterio Budista de O'Sel Ling, lugar donde, por los años 80 estuvo viviendo el niño alpujarreño Lama Osel. Está al otro lado del barranco, con vistas impresionantes. Un paseo por allí y te quedas impregnada de su espiritualidad, reina la paz y el silencio. Te metes en su Bompa (como una capillita en la religion catolica) a meditar (yo en mi caso, solo intento poner la mente en blanco), y sales renovado. Si váis , no os lo perdáis, es una experiencia que merece la pena.






NOTA: una escapadita de estas cada dos o tres meses como mínimo es más que recomendable